La primera infancia

Es la etapa evolutiva que comprende desde el nacimiento hasta la etapa preescolar.

Es uno de los momentos de desarrollo con mayor capacidad de cambio ya que el cerebro todavía se está formando. En estos años un ser indefenso y sin capacidad para sobrevivir se convierte en un niño que piensa y se emociona, que habla y corre, que se relaciona y empieza a utilizar sus experiencias.

Cualquier problema tiene ahora una solución más fácil, es el mejor momento para poder prevenir, detectar, diagnosticar y tratar cualquier trastorno neurobiológico y/o psicoeducativo.

Alteraciones del estado de ánimo

De la misma manera que en las alteraciones emocionales, con las alteraciones afectivas y en los niños de 0 a 4 años nos tendremos que fijar en las conductas que manifiestan para determinar si hay una alteración afectiva o del estado de ánimo significativa. Destacamos los siguientes puntos como aspectos principales que pueden hacer pensar que un niño presenta una alteración afectiva o del estado de ánimo:

• Tiene cambios en el estado de ánimo y mal humor.
• Presenta irritabilidad y se enfada fácilmente.
• Se encuentra triste y quiere estar sólo.
• Llora fácilmente.
• Apenas sonríe.
• Tiene dificultades para divertirse, no le gusta apenas nada.
• Tiene dificultad para conciliar el sueño
• Está cansado con frecuencia.
• No come bien y apenas tiene apetito.
• Se relaciona poco con los demás niños.
• Se mueve poco, es poco activo.
• Se queja normalmente de que le hace daño la cabeza, la barriga, etc.

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Viernes 15 Noviembre 2019, 11:34