La adolescencia

Es la etapa de transición entre la infancia y la vida adulta, es la despedida de las dependencias infantiles y un continuo esfuerzo para lograr un conocimiento personal satisfactorio.

El adolescente es un viajero sin mapa, que ha abandonado una localidad sin conocer del todo la siguiente. Es una etapa de cambios continuos e inesperados que se mueven entre las libertades del pasado y las responsabilidades del futuro.

Es también, y fundamentalmente, una etapa de cambios bienvenidos, crisis bienvenidas y adaptaciones bienvenidas.

Agresiones físicas frecuentes

Se trata de adolescentes que transgreden las normas de relación interpersonal, ya sea en el núcleo familiar o social, no respetando los derechos básicos de los demás y con un carácter perturbador para el entorno social.

Normalmente este comportamiento desadaptado, agresivo, incluso antisocial, se presenta de forma reiterada en casa, en la escuela y en todos los ámbitos donde el adolescente desarrolla su vida diaria.

Entre las características de este apartado, encontramos adolescentes que muestran:

• Agresividad, a nivel verbal y físico: insultos, palabras y expresiones malsonantes, falta de respeto, especialmente con los adultos, así como agresiones físicas en forma de empujones, romper cosas, golpes, patadas, peleas, etc.


• Crueldad con personas y / o animales.
• Conductas sociales desadaptadas.
• Manipulación de las relaciones interpersonales.
• Desobediencia los valores y normas establecidas.
• Reacciones negativas ante los convencionalismos y formalismos.
• Actuaciones impulsivas (falta de control de los impulsos en diversas               situaciones).
• Crisis de rabia, acompañadas de agresividad hacia los bienes, mobiliario, o         personas que lo rodean.
• Fácilmente susceptibles, reaccionan a las mínimas provocaciones, incluso cuando éstas no están presentes, buscan discusiones y conflictos.
• Peleas frecuentes, dentro y fuera de casa.
• Utilización de algunas armas.
• Destrucción de propiedad ajenos o de bienes e inmuebles dentro del hogar familiar.
• Ausencia de sentimientos de culpa y / o autocrítica.
• Falta de sensibilidad y de empatía hacia los sentimientos de los demás.

La información proporcionada en esta web, es sólo para su conocimiento general y no es sustitutivo de consejos médicos o profesionales para condiciones médicas específicas. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad sin consultar a un profesional médico.

Web actualitzada el Viernes 18 Enero 2019, 12:31